25 abr. 2009

REFLEJOS

Cuando me miro al espejo,
lo que veo no es mi reflejo,
o no quiero creerlo.
Veo unos ojos tristes y vacíos,
solo veo una fachada,
una persona aislada.
Aislada de un mundo,
donde no encaja,
rodeada de personas,
con las cuales no comparte nada.
Me ha costado salir al mundo,
me ha costado dar la cara,
expresar algunos de mis sentimientos,
y ver que no ha servido de nada.
No me gustan las mentiras,
y me siento engañada,
he sido demasiado cinsera,
y por ello criticada.
No sirvo para decir lo que esperan,
ni para ser diplomatica,
De nada me sirve el arrepentirme,
lo mejor es de todo desinivirme,
seguir inmersa en mi mundo,
y que mi reflejo sea sordo, ciego y mudo.