4 jul. 2009

LA NIÑA QUE SOÑABA CON SER FELIZ


Nació por el año 1972, su vida no empezó muy bien, nació prematura no pesaba mas de kilo y medio, nadie creía que pudiera vivir mas de una semana.

Para sorpresa de todos ya tiene treinta y seis años, tenia un problema de extravió por lo que empezó a llevar gafas desde los dos años, tenia un ojo bago y con el tiempo su bagueza se fue extendiendo al resto del cuerpo, en fin le pusieron un hermoso parche negro de pirata en el ojo izquierdo durante mucho tiempo, hasta que la cosa fue modernisando y le cambiaron el parche de pirata por un adesivo del color del esparadrapo.

Se la intervino quirurgicamente en el año 1977, no era para que viese mejor, solo era para que sus ojos estuviesen lo mas centrados posibles, quien le diría a ella que necesitaría otra operación cerebral para así poder centrar el resto de su cuerpo, mente y alma.

Aun sigo a la espera de esa operación, por lo que tendré que ir centrándome con lo tengo a mi alcance, que ahora mismo me descentra aun mas, ya que me estoy bebiendo una cerveza por supuesto con.

Su capacidad para recordar no es muy buena, por lo que no se acuerda de muchas cosas que le han sucedido en su vida antes de los cinco años.

Pero de los cinco a los treinta y seis casi treinta y siete, es que si no lo digo yo ya se encargaran de decírmelo, Hay muchos recuerdos que plasmar.

Recuerdos que han marcado un antes y un después, porque es muy difícil olvidar las cosas buenas que te han pasado en la vida y para otr@s es imposible olvidar las malas.

Las dejamos aparcadas en nuestra conciencia o inconsciencia por temporadas, pero siempre termina por reencontrarse con nosotr@s.

Pero que diantres siempre terminas diciendo lo mismo, si otr@s pueden, yo también puedo y así comienza la historia de la niña que soñaba con ser feliz.

Claro que mira la hora que es y mañana tengo que llevar a las niñas a la playa, por lo que si les interesa esta pequeña historia tendrán que esperar a la próxima entrega.

Besazos y sueñen con la felicidad.

2 comentarios:

  1. Te perdono la colgada del fin de semana, porque me he reido cantidad con lo que has escrito. besos miles y nos vemos

    ResponderEliminar
  2. No sabia que tenia que ser perdonada, me alegra que te diviertas a mi costa, jajaja.
    Miles de besos para ti

    ResponderEliminar